Llámanos:
800-341-0799

Realza tu mirada con tus pestañas

000 Realza la belleza de tu mirada con unas pestañas bien cuidadas Cada mujer tiene su propio tipo de pestañas, algunas son pequeñas, otras largas, rizadas, de aguacero, lacias o gruesas. Sin embargo, todas quisiéramos el mismo prototipo: Largas, rizadas, gruesas y con mucho volumen. El rímel nos da la mitad de la consistencia, pero […]

Autor:
Idea180_editor
Viernes, 21 Octubre, 2016

Realza tu mirada con tus pestañas

000 Realza la belleza de tu mirada con unas pestañas bien cuidadas Cada mujer tiene su propio tipo de pestañas, algunas son pequeñas, otras largas, rizadas, de aguacero, lacias o gruesas. Sin embargo, todas quisiéramos el mismo prototipo: Largas, rizadas, gruesas y con mucho volumen. El rímel nos da la mitad de la consistencia, pero […]

Autor:
Idea180_editor
Viernes, 21 Octubre, 2016

pestaña

Realza la belleza de tu mirada con unas pestañas bien cuidadas

Cada mujer tiene su propio tipo de pestañas, algunas son pequeñas, otras largas, rizadas, de aguacero, lacias o gruesas. Sin embargo, todas quisiéramos el mismo prototipo: Largas, rizadas, gruesas y con mucho volumen.

El rímel nos da la mitad de la consistencia, pero muchas requerimos de algunas técnicas para rizarlas y definirlas con la finalidad de lograr una buena mirada.

Existen diferentes técnicas para rizar las pestañas y aquí te mostraremos las más comunes en todo el mundo, tratando de fusionar herramientas para que podamos lograr un rizado envidiable.

Con rizador

La funcionabilidad de este pequeño aparato es ejercer presión entre el metal y tus pestañas. Si tienes uno en tu casa, te recomendamos colocarles  colchoncitos suaves, de esta manera protegerás el pelo. Asimismo, debe tener un buen soporte en el mango para que no presiones demasiado ya que pueden romperse. Es un aparato muy económico y se utiliza a nivel mundial. Sin embargo, Si no se utiliza correctamente puede dejarte sin pestañas. Otra cosa, si no lo manejas de manera correcta pueden quedarte cuadradas, dando una apariencia nada natural. Coloca las pestañas dentro de la ranura acolchada. Húndelo lo más cerca posible de tu ojo y luego alza la mano hacia tu frente antes de hacer presión.  Esto hace que el efecto empiece en la línea de las pestañas y se curveen de manera natural. Presiona tantas veces puedas de manera que logres el rizado que deseas.

Rizador térmico

Este aparato eléctrico riza las pestañas con calor, actúa muy semejante a la plancha o rizador para el cabello. Muy importante, no lo uses con mucho calor ya que las deteriora, eso sí, tendrás el look deseado, natural y rápido.

Nuestra sugerencia es que coloques una gota de aceite de oliva, almendras o ricino, de la misma forma que proteges tú cabello antes de pasarle la plancha, realza la belleza y el brillo en tus pestañas.

Rizar tus pestañas desde la base, cuida no pegarlo al párpado para que no te quemes. Debes hacer presión suficiente e inclinadamente para que las pestañas tomen su forma curva. Déjalo por 30 segundos y haz el mismo procedimiento con las otras. Espera aproximadamente 1 minuto antes de colocar el rímel.

La cuchara

Esta técnica es una de la más conocida. Se puede hacer con cualquier objeto curvo al que tengas acceso, sólo que la cuchara es la que más se utiliza, además de que todos tenemos una en casa. Su forma curva nos da un look de belleza natural a las pestañas. Pero ten cuidado, si sobrepasas la presión puedes terminar sin pestañas. La técnica específicamente es hacer presión contra tu dedo gordo con las pestañas justo en el medio, de afuera hacia adentro, dividiendo las pestañas en secciones, así tendrás que hacer menos fuerza.

Hazlo con la punta de la cuchara, o con el lomo. No intentes estirarlas juntas de un solo jalón ya que arrancaras las más pequeñas. Debes estar atenta a las pestañas de la parte exterior del ojo pues son las que más se destacan. Para estirar las de abajo hazlo con la misma técnica pero con menos presión.

Consejos útiles para la belleza de tus pestañas

Asegúrate de no tocar con tus dedos, la cucharita o el rímel el ojo para que no se irriten.

Cepilla las pestañas más en las puntas para tener un efecto alado.

Cuando te coloques las capas de rímel, cerciórate de sacudir el aplicador de atrás hacia adelante para emparejar y extender las pestañas.

Las palmas de tus manos también son una alternativa para rizarte las pestañas. Generalmente son más calientes que las yemas de los dedos, pero no quedan tan exactas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *