Llámanos:
800-341-0799

Radiofrecuencia facial, ¡Una opción para tu piel!

La radiofrecuencia facial es uno tipo de electroterapia, el primer equipo fue creado por el inventor Nikola Tesla, originalmente era usada para propósitos médicos, tales como el tratamiento de infección de garganta así como para otro tipo de  infecciones. Además, era utilizado para acelerar la curación de heridas.  En el año 1892 el biofísico francés […]

Autor:
TISSINI
martes, 1 noviembre, 2016

Radiofrecuencia facial, ¡Una opción para tu piel!

La radiofrecuencia facial es uno tipo de electroterapia, el primer equipo fue creado por el inventor Nikola Tesla, originalmente era usada para propósitos médicos, tales como el tratamiento de infección de garganta así como para otro tipo de  infecciones. Además, era utilizado para acelerar la curación de heridas.  En el año 1892 el biofísico francés […]

Autor:
TISSINI
martes, 1 noviembre, 2016

Radiofrecuencia

La radiofrecuencia facial es uno tipo de electroterapia, el primer equipo fue creado por el inventor Nikola Tesla, originalmente era usada para propósitos médicos, tales como el tratamiento de infección de garganta así como para otro tipo de  infecciones. Además, era utilizado para acelerar la curación de heridas.  En el año 1892 el biofísico francés Jacques-Arsène d’Arsonval introdujo el uso de corrientes de alta frecuencia para tratar enfermedades de la piel y las membranas mucosas.

En el año 1970 los salones de belleza en Europa, descubrieron los beneficios de la estimulación cutánea eléctrica por medio de alta frecuencia, ya para el año 1980 la tecnología era muy usada en Norte América por profesionales del rejuvenecimiento, considerado que es un método muy seguro y no invasivo en rejuvenecimiento de la piel. Ésta terapia, fue rápidamente reconocida por profesionales estéticos certificados, como un tratamiento efectivo para una variedad de condiciones de la piel, desde el acné hasta las arrugas y la pérdida del cabello.

La maquinaria de radiofrecuencia facial produce una corriente eléctrica de nivel medio-bajo, la cual pasa por medio de unos electrodos produciendo energía eléctrica, cuando se combina con el aire fuera del electrodo, la corriente eléctrica irradia a la piel con moléculas de oxígenos purificadoras y rejuvenecedoras, experimentando el paciente una sensación terapéutica de cosquilleo. En personas de edad adulta, la corriente de alta frecuencia provee firmeza y tonifica la piel causando un mejoramiento de la circulación sanguínea y además de un suave calentamiento del tejido, ocasionando una contracción segura y natural de los vasos sanguíneos subyacentes y pequeños grupos musculares.

La dilatación de los vasos subyacentes elimina toxinas, mientras que las células disfrutan de un festín de nuevos nutrientes. Esto genera un incremento de la circulación sanguínea y una renovación de las células, incrementa la producción de los niveles de colágeno y elastina, suavizando y liberando las arrugas reduciendo los poros y mejorando la textura de la piel.

La alta frecuencia en la piel también genera una limpieza natural y una acción antibacteriana que ayuda a combatir el acné existente y previene la aparición de nuevo acné.

La radiofrecuencia facial es aplicada para las líneas de expresión, arrugas, ojeras y bolsa, mejillas, papada, envejecimiento prematuro de la piel y la flacidez del rostro y cuello.

¿Cómo funciona?

Para entender un poco la radiofrecuencia facial, es útil saber un poco acerca de cómo está compuesta la piel. La piel del rostro se compone de tres capas distintas:

  • Epidermis: es la capa externa visible de la piel.
  • Dermis: es la capa intermedia de la piel rica en colágeno.
  • Tejido celular subcutáneo: esta capa esta debajo de la dermis y está compuesta de grasa y una red de fibras de colágeno.

Al dañarse estas capas por la sobreexposición solar, por resultado de enfermedades de herencia familiar o por proceso natural de envejecimiento, el rostro empieza a cambiar de tono y es cuando observamos flacidez facial. Los tratamientos que únicamente trabajan en la superficie de la piel no pueden hacer nada para restablecer el colágeno en las capas internas.

Algunos efectos normales que se producen después del tratamiento con radiofrecuencia son: la piel enrojecida, sensación de calor, eritema y en algunos casos de irritaciones.

 

Consejos para después de realizarte el tratamiento de belleza con radiofrecuencia facial:

  • No tomar el sol durante el tiempo que te expongas a la radiofrecuencia tripolar.
  • No se debe aplicar a niños o personas de tercera edad.
  • No se debe hacer en casa sin la supervisión de un profesional.

 

Así que no dudes en quitarte esas molestosas líneas faciales y alarga tu belleza con este tratamiento tan eficaz. Eso sí, recuerda que también la salud de tu piel se debe a una buena alimentación e hidratación. ¡No lo pienses más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *