Llámanos:
800-341-0799
mujer victoriosa

Posturas para Sentirte Bien

Nuestro lenguaje corporal es algo que a menudo dejamos de lado, aunque juega un papel importantísimo en la comunicación interpersonal. Saber usar nuestro cuerpo a la hora de interactuar es muy importante!

Autor:
Diana Moreno
Miércoles, 20 Mayo, 2015
mujer victoriosa

Posturas para Sentirte Bien

Nuestro lenguaje corporal es algo que a menudo dejamos de lado, aunque juega un papel importantísimo en la comunicación interpersonal. Saber usar nuestro cuerpo a la hora de interactuar es muy importante!

Autor:
Diana Moreno
Miércoles, 20 Mayo, 2015

Aunque solemos olvidarlo, uno de los primeros pasos para aprender es imitar. Al aprender a hablar imitamos sonidos, poco a poco haciéndolos nuestros para poder reproducirlos. De niños, constantemente imitamos a quienes tenemos y vemos a nuestro alrededor, simulamos que podemos escalar como el hombre araña o correr como flash. En general, simular es lo que nos permite entender de lo que se trata aquello que queremos hacer o aprender.

 

Ahora bien, nuestro lenguaje corporal es algo que a menudo dejamos de lado, aunque juega un papel importantísimo en la comunicación interpersonal. Saber usar nuestro cuerpo a la hora de interactuar con otros es muy importante. Empero, antes de continuar, tómate un segundo para pensar en como estás sentada en este instante y en que posturas asumes a menudo. ¿Estás cruzada de brazos? Mantienes una postura erguida o tratas de hacerte lo más diminuta que puedas para que nadie te note porque no te gusta llamar la atención?

Hace unos días, tuve la oportunidad de ver la emotiva presentación en TED. Una charla en la que se nos invita a prestar atención a lo que nuestro lenguaje corporal comunica, porque aunque permanezcamos en silencio, nuestro cuerpo habla, y nuestra presencia tiene gran impacto sobre la primera impresión que dejamos.

Aún más importante, el estudio científico que precede la presentación, dirigido por las doctoras Amy Cuddy y Diana Carney, revela que la relación entre la postura de nuestro cuerpo y el cómo nos sentimos sobre nosotros mismos es recíproca. Así que si asumimos, a menudo, posturas derrotadas, sumisas y deprimidas; así es como vamos a sentirnos todo el tiempo.

 

Revisemos algunas posturas y gestos importantes para sentirnos optimistas, seguras e importantes:

 

mujer victoriosa

Mujer levantando los brazos victoriosa

* Levántate Victoriosa. Aunque parezca difícil de creer, estirarte en las mañanas es una de las mejores formas de comenzar el día.

 Lo ideal sería que tuvieras una rutina de entre 10 y 15 minutos de estiramientos, pero si no la tienes, asegúrate de estirar bien los brazos abiertos en victoria y el tronco, tratando de ocupar el mayor espacio posible por un mínimo de 2 minutos, todos los días.

*Este pequeño ejercicio es algo que puedes usar antes de reuniones importantes o encuentros que te ponen nerviosa.

 

 

Mujer maravilla

Mujer con manos en las caderas

* “Mujer Maravilla”. Esta es una pose que te ayuda a transmitir poder y autoridad sin pronunciar palabra, a que las mamás se sienten identificadas 😉 Esta postura es excelente para transmitir órdenes y hacer anuncios importantes, enfoca la mirada –puesto que al sacar el pecho y llevar la frente en alto ocupas más espacio, por lo que tu presencia dominará el lugar.

 

Lista para un abrazo. La mujer maravilla es una postura clara de poder. Sin embargo, hay momentos en los que quieres parecer segura sin mostrarte en una posición de autoridad porque, por ejemplo, necesitas negociar un aumento, hacer una presentación frente a tus superiores o simplemente porque requieres del respaldo de tus colegas.

 

Michelle-obama-speaking

La Primera Dama con los brazos abiertos

Mantén la frente alta y los hombros ligeramente hacia atrás pero deja ir los brazos a una posición abierta –imagina que quieres abrazar a alguien en bienvenida pero sin estirar tanto los brazos hacia adelante. Esta postura te ayuda a interesar e incluir tu audiencia en tu discurso, te muestra segura y evidencia una buena disposición –especialmente cuando va acompañada de una ligera sonrisa.

 

Sea cual sea la razón que te está impidiendo sentir lo valiosa, fuerte e importante que eres, haz que tu lenguaje corporal lo transmita para que poco a poco te encuentres frente al espejo con la mujer segura y poderosa que quieres ser. ¡Toma las riendas de tu cuerpo y asume una postura positiva!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *