Llámanos:
800-341-0799

Orden en casa y beneficios energéticos

000Quien no ha experimentado una sensación de paz y tranquilidad cuando visita alguna casa o lugar, al punto que nos provoca permanecer por largo rato allí. En ocasiones olvidamos que los espacios o lugares físicos donde nos encontramos la mayor parte del tiempo –además del hogar y nuestro trabajo – pueden cargarse de energías tanto […]

Autor:
Idea180_editor
Sábado, 3 Septiembre, 2016

Orden en casa y beneficios energéticos

000Quien no ha experimentado una sensación de paz y tranquilidad cuando visita alguna casa o lugar, al punto que nos provoca permanecer por largo rato allí. En ocasiones olvidamos que los espacios o lugares físicos donde nos encontramos la mayor parte del tiempo –además del hogar y nuestro trabajo – pueden cargarse de energías tanto […]

Autor:
Idea180_editor
Sábado, 3 Septiembre, 2016
No hay nada mejor que la comodidad de tu hogar

No hay nada mejor que la comodidad de tu hogar

Quien no ha experimentado una sensación de paz y tranquilidad cuando visita alguna casa o lugar, al punto que nos provoca permanecer por largo rato allí.

En ocasiones olvidamos que los espacios o lugares físicos donde nos encontramos la mayor parte del tiempo –además del hogar y nuestro trabajo – pueden cargarse de energías tanto positivas como negativas, y precisamente son las energías negativas estancadas, las que hacen el ambiente pesado y desagradable.

Todo lo que nos rodea está conformado por energía, desde pensamientos personas y muebles, por ello es importante que mantengamos los espacios rodeados de armonía y esencialmente con orden.Y es precisamente la filosofía del Feng Shui, quien nos dice que la suciedad, el desorden y el polvo atraen energías negativas. Por tanto, para atraer la buena energía debemos mantener ordenado nuestro espacio y lo que inicialmente debemos hacer es limpiar el lugar físicamente y de forma profunda (barrer o aspirar, retirar el polvo, utilizar la mopa, etc ). Seguidamente ir a los closets y sacar todo lo que se tiene, de esta forma sabremos qué cosas tenemos realmente y de que podemos prescindir.

Igualmente con el resto de las gavetas, cocina, escritorios, etc. La idea es mantener limpia cada esquina de la casa, manteniendo los pasillos libres y abiertos de objetos que no necesitemos, de esta forma la energía de la vida puede circular sin ningún obstáculo por la casa.

La energía requiere, como condición primordial, espacios que estén ordenados y despejados, de esta forma la misma puede fluir y moverse de forma controlada y libre.

Una de las maneras de beneficiarnos con esa energía es justamente ¡ordenar y despejar!.

Todo nuestro entorno actúa y reacciona con la gente, por influencia de la energía, por ello al transformar la energía de nuestro espacio vital en energía positiva, aliviamos muchas de nuestras dolencias o males y aligeramos las pesadas cargas que no nos dejan evolucionar ni ser felices.

Al ordenar nuestro espacio también ordenamos nuestra mente y ello en gran medida nos ayuda a pensar con más claridad, al convertir los espacios en lugares más confortables y armoniosos por lo que se hacen más placenteros y nos producen unan sensación de gran bienestar, en favor de nuestra salud.

Asimismo influye positivamente en nuestro estado de ánimo, aumenta la confianza, nos tranquiliza y relaja al punto de lograr que tengamos un descanso reparador en el hogar y de esta forma mejora nuestra salud mental, emocional y física.

Debemos prestar atención a situaciones que hayamos vivido en nuestra casa, si han sido comunes las peleas o discusiones en la familia, si han sido recurrentes episodios de depresión, tristeza, melancolía, o agotamiento en la casa y darnos cuenta si físicamente nuestro alrededor está obstaculizado por objetos o muebles en desorden que nos estén cargando el lugar de energías negativas.

Es más fácil percibir la energía negativa que la positiva, debido a que la primera hace que los recuerdos y emociones negativas afloren a la superficie en nuestra mente, y es acá donde debemos poner una clara alerta para desaparecer esa energía negativa que inunda nuestro hogar, generando acciones positivas que, como el orden,  canalicen favorablemente toda esa energía.

Debemos procurar en lo posible que nuestro entorno se mantenga ordenado, ello nos garantiza en gran medida que sintamos bienestar y veamos que las cosas de la vida fluyen en perfecta armonía para nuestro beneficio y el de todos los que conviven con nosotros.

Nuestro hogar debe ser el refugio de todos los avatares de la vida, en él sentimos seguridad y tranquilidad, por ello nada más placentero y gratificante que, después de un duro día de trabajo, nos refiramos a nuestra casa como el “Hogar dulce hogar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *