Llámanos:
800-341-0799

Mantequillas de frutos secos: Una sana alternativa       

Las mantequillas de frutos secos son un nutritivo y saludable acompañante para diferentes alimentos, y sus versiones caseras y artesanales son la mejor opción para aprovechar al máximo los beneficios que traen las mismas.

Autor:
TISSINI
domingo, 26 junio, 2016

Mantequillas de frutos secos: Una sana alternativa       

Las mantequillas de frutos secos son un nutritivo y saludable acompañante para diferentes alimentos, y sus versiones caseras y artesanales son la mejor opción para aprovechar al máximo los beneficios que traen las mismas.

Autor:
TISSINI
domingo, 26 junio, 2016
Una tostada de pan integral con mantequilla de maní sin aditivos es una genial opción de merienda.

Una tostada de pan integral con mantequilla de maní sin aditivos es una merienda saludable.

Beneficios y bases de preparación de estos sabrosos acompañantes

Ya sean de almendras, avellanas, nueces, maní, merey, pistacho o semillas varias, las mantequillas de frutos secos son un complemento alimenticio que cada vez está ganando mayor terreno en los planes dietéticos que apuestan por el equilibrio y una vida sana.

Así que estar al tanto de las ventajas que trae su consumo, así como de los puntos básicos para su preparación, ciertamente es un elemento a favor para todas las que nos gusta mantener una alimentación balanceada, que sea lo más beneficiosa posible para nuestra salud y el mantenimiento del peso ideal.

 

Su versión casera o artesanal es la mejor  

Para estar seguras de estar apuntando un nuevo aliado dietético que no nos traiga disgustos, debemos optar por preparar nosotras mismas las mantequillas de frutos secos en casa, o en su defecto elegir las versiones artesanales que se pueden encontrar en el mercado, cuidándonos de estar seleccionando las que se preparan únicamente con los frutos secos, y algún endulzante natural en algunos casos.

De esta manera estaremos garantizando geniales dosis de proteínas vegetales, calcio, vitaminas B y E, grasas no saturadas y potasio. Y para tener un control en su consumo, se recomienda no exceder las tres cucharadas diarias, concentrándonos en incluirlas en nuestras comidas de las mañanas o las tardes.

 

Puntos elementales para la preparación de mantequillas de frutos secos

  • Seleccionar un mínimo de cuatro tazas de un mismo fruto seco (nueces, maní, merey, avellanas, almendras, pistacho o cualquier otro fruto seco que tengas a tu disposición).
  • Hornear la cantidad seleccionada con un toque de sal, por unos 15 minutos a 150 grados.
  • Triturar los frutos horneados por unos 15 minutos adicionales. En este punto es importante contar con una batidora especial o un procesador de alimentos, ya que una licuadora tradicional podría sufrir un poco completando la tarea.
  • Guarda la preparación en un recipiente de cristal, y refrigéralo. Puedes agregar algún endulzante natural al gusto antes almacenar la mantequilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *