Llámanos:
800-341-0799

Los Beneficios de Mantener una Mente Positiva

Si quieres mejorar tanto tu desempeño como tu salud, enfrenta la vida con una disposición positiva.

Autor:
Diana Moreno
Martes, 14 Julio, 2015

Los Beneficios de Mantener una Mente Positiva

Si quieres mejorar tanto tu desempeño como tu salud, enfrenta la vida con una disposición positiva.

Autor:
Diana Moreno
Martes, 14 Julio, 2015

Desde hace algunos años se han venido haciendo diferentes estudios sobre las consecuencias de vivir pensando positivamente. Y lo cierto es que aunque nuestras mentes no poseen poderes mágicos, los pensamientos que albergamos influyen de forma radical en las decisiones que tomamos y en el ambiente que nos rodea.

Es un hecho que las personas positivas no sólo muestran mejor desempeño que sus contrapartes sino que disfrutan de mejor salud. ¿Por qué? ¿Qué hace que las personas capaces de mantener una mente positiva sean más eficientes y enfrenten mejor las presiones diarias?

Para contestar tales preguntas debemos hablar sobre lo que implica tener una mente positiva. Ser positivo no es simplemente ser optimista, ni mucho menos ignorar los problemas o hacernos de la vista gorda cuando es momento de enfrentar los aspectos negativos de nuestras vidas.

 

Mujer mente positiva

Mujer mente positiva

Tener una mente positiva implica tanto un autoconocimiento profundo como un firme compromiso con vivir nuestras vidas de la mejor manera. Esto quiere decir que somos conscientes de nuestras fortalezas, capaces de entender que –en ocasiones— las cosas pueden salir mal aunque hayamos actuado bien y que estamos preparados para reconocer que las situaciones negativas son pasajeras.

Las personas que piensan de forma positiva son más eficientes porque aunque se encuentran con inconvenientes –como todos los mortales, tienen la capacidad de seguir con sus ojos puestos en la meta mientras se enfocan en aquellas cosas que tienen bajo su control y que por lo tanto son capaces de resolver.

Uno de los grandes problemas de las personas negativas es que se sienten responsables por todo lo que sale mal o que no son capaces de imaginar la luz al final del túnel. Este tipo de disposición las lleva a tomar decisiones aceleradas o a encerrarse en la frustración producida por aquello que no pueden cambiar. Cuando nos enfrascamos en aquello que no está en nuestras manos distribuimos mal nuestros recursos y nos desgastamos innecesariamente. Y esto resulta en un círculo vicioso.

Aunque suene peculiar, cuando los pensadores positivos se encuentran con situaciones potencialmente negativas, ellos hacen todo lo posible para que resulte lo menos perjudicial posible. Es decir, en lugar de culpar a quienes tienen alrededor, piden ayudan y utilizan las fortalezas de los demás para mitigar los posibles efectos negativos.

Además, las personas positivas son excelentes líderes en momentos de crisis puesto que consiguen ver en cada pequeña mejora un nuevo triunfo, lo que induce sentimientos gratificantes para y aumenta la motivación de quienes les siguen.

Hoy mismo toma la decisión de hacerle frente a la vida con tu mejor disposición. Enfócate en lo que puedes cambiar y lograr hoy, y usa palabras positivas tanto para describir tu desempeño como para interactuar con quienes te rodean. Después de todo, Churchill sabía de lo que hablaba cuando dijo: “las personas son tan felices cómo se deciden a serlo.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *