Llámanos:
800-341-0799

¿Las mujeres se visten para quién?

La mujer invierte mucho de su dinero en su belleza para verse mejor. Pero tienen por naturaleza una actitud competitiva en casi todos los aspectos de su vida, por lo que la respuesta es que realmente se visten para otras mujeres. Es muy común que una mujer se vista llamativa para verse y sentirse mejor […]

Autor:
TISSINI
viernes, 23 septiembre, 2016

¿Las mujeres se visten para quién?

La mujer invierte mucho de su dinero en su belleza para verse mejor. Pero tienen por naturaleza una actitud competitiva en casi todos los aspectos de su vida, por lo que la respuesta es que realmente se visten para otras mujeres. Es muy común que una mujer se vista llamativa para verse y sentirse mejor […]

Autor:
TISSINI
viernes, 23 septiembre, 2016

La mujer invierte mucho de su dinero en su belleza para verse mejor. Pero tienen por naturaleza una actitud competitiva en casi todos los aspectos de su vida, por lo que la respuesta es que realmente se visten para otras mujeres. Es muy común que una mujer se vista llamativa para verse y sentirse mejor que las otras chica que están a su alrededor.  De manera que la que le pase por el lado, sea compañera de trabajo o compañera de clases sienta ganas de detallarla y así sientan un tanto de admiración, también porque les llama la atención el peinado, la cartera y los zapatos. Realmente éste hecho les da cierta seguridad. Entonces la respuesta definitiva es que se visten para elevar su ego ante las demás mujeres.

Según estudios realizados recientemente sobre comportamiento femenino, la mujer se viste para las demás mujeres, aunque se supone que la respuesta debería ser que es para ella misma. Pero sería una respuesta falsa, ya que el 10 por ciento del 100  es para sentirse bien con ellas mismas, y el 90 por ciento restante se visten para  las demás mujeres. Seguramente los hombres pensaban que era para ellos, pero NO.

Si una mujer mira a otra, mayormente es porque le está detallando su vestuario y de seguro le está pasando por su cabeza ¡se ve estupenda! Aunque no todo es verse bien por fuera, si nos anotamos buen puntaje ante las otras.

Es muy cierto que las mujeres compiten entre sí, para verse y sentirse más seguras ante el sexo opuesto, pero también se sabe que a los chicos no les interesa cómo se vistan ellas, mayormente los hombres están pendientes de otras cosas. Claro que nos encanta saber que les gustamos, pero digamos que eso no es la prioridad.

Cuando una mujer sabe que se ve bien o muy bien es algo menos de qué preocuparse, también es cierto que las mujeres se arreglan para diferentes personas. Como a las que les gusta tener a los hombres a sus pies.

Se considera que las mujeres observamos a otras para aprender de ellas y para ver si nos gusta su estilo, las miramos de punta a punta observando cualquier detalle que más nos llame la atención y así de esta manera aplicarlo a la hora de arreglarnos para salir de casa. No podemos dejar pasar por alto que también las miramos para darle una criticadita de lo que le va y lo que no. Esto  por lo general termina en competencia de una con la otra de manera inconsciente, con la finalidad de quien se ve mejor en el grupo o quizás para los hombres.

Finalmente, si este tipo de situaciones te provocan estrés, los especialistas dan algunas recomendaciones: Debemos hacernos preguntas, como por ejemplo ¿por qué me he cambiado tantas veces de ropa? Las personas que sufren estrés están anteponiendo lo negativo y están vulnerables a que las demás mujeres la critiquen. Debes pensar diferente y ser más objetiva sin dejarse llevar por los miedos que causa la inseguridad en sí misma.

Lo que si debemos tener presente es que la aceptación de nuestra imagen debe venir de nosotras mismas siempre y cuando sean basadas en nuestra propia convicción; ya que el verdadero reto en la conquista de un estilo propio radica en elegir libremente sin compromisos ni condicionamientos que los que otras personas te impongan. Porque una mujer de verdadero estilo busca ante todo satisfacerte con lo que ves en el espejo sin someterte a las exigencias de terceros. Solo se tu misma, de esta manera te sentirás conforme y complacida, ten por seguro que si lo haces reflejarás más miradas en tu personalidad que en tu forma de vestir.

mujeres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *