Llámanos:
800-341-0799

Dientes blancos y hermosos invirtiendo poco dinero

000Si deseas blanquear tus dientes y con muy poco dinero, no es necesario asistir a un especialista para tener una efectiva sonrisa. El bicarbonato de sodio por ser un abrasivo suave, elimina efectivamente las manchas de tus dientes causadas por el café, el cigarrillo, el té o el vino. Este producto natural cuenta con numerosos […]

Autor:
Idea180_editor
Jueves, 15 Septiembre, 2016

Dientes blancos y hermosos invirtiendo poco dinero

000Si deseas blanquear tus dientes y con muy poco dinero, no es necesario asistir a un especialista para tener una efectiva sonrisa. El bicarbonato de sodio por ser un abrasivo suave, elimina efectivamente las manchas de tus dientes causadas por el café, el cigarrillo, el té o el vino. Este producto natural cuenta con numerosos […]

Autor:
Idea180_editor
Jueves, 15 Septiembre, 2016

Si deseas blanquear tus dientes y con muy poco dinero, no es necesario asistir a un especialista para tener una efectiva sonrisa.

El bicarbonato de sodio por ser un abrasivo suave, elimina efectivamente las manchas de tus dientes causadas por el café, el cigarrillo, el té o el vino. Este producto natural cuenta con numerosos beneficios, siendo una excelente alternativa para blanquear la dentadura. De hecho, muchas cremas dentífricas que son comerciales contienen bicarbonato de sodio para asegurar una limpieza eficaz en la boca.

Sigue algunos consejos favorables que te mencionaremos a continuación:

Mezcla el bicarbonato de sodio con agua en partes iguales formando como especie de una pasta. Sumerge tu cepillo de dientes cubriéndolo bien con la pasta de bicarbonato.

De igual forma puedes mojar tu cepillo dental y colocarlo en el bicarbonato de sodio, de esta manera será práctico y obtendrás los mismos resultados con la pasta. Debes tener presente que el sabor del bicarbonato es bastante fuerte y un poco desagradable al gusto.

Debes cepillar tus dientes por lo menos dos minutos, pasando el cepillo por todas las orillas. No los cepilles por más de dos minutos, ya que el bicarbonato es un abrasivo suave y puede comenzar a erosionar el esmalte dental. No los cepilles hacia los lados ya que este movimiento es destructivo para los dientes, hazlo solamente de arriba abajo. Después del procedimiento, enjuaga tu boca con enjuague bucal y asea tu cepillo.

Repite el procedimiento cada dos días. Te darás cuenta del cambio en poco tiempo y, en pocas semanas verás resultados fantásticos.

Después del proceso recomendado del cepillado cada dos días, deberás hacerlo con menos frecuencia y realizar la limpieza con el bicarbonato de sodio dos veces a la semana, ya que este producto por ser abrasivo podrá dañar el esmalte de los diente.

Un punto muy importante, es que por ahorrarnos dinero no debemos desplazar el producto dental por el bicarbonato de sodio, ya que la crema contiene fluoruro y este ayuda a mantener los dientes fortalecidos, previene las caries, las enfermedades en las encías, elimina los residuos y nos genera un aliento agradable.

Bicarbonato de sodio con agua oxigenada

El agua oxigenada es otro excelente producto que puedes usar para blanquear tus dientes e invirtiendo poco dinero. Pero, si lo mezclas con bicarbonato tendrás muy buenos resultados. Forma una mezcla con media cucharadita de agua oxigenada con una cucharadita de bicarbonato hasta obtener una pasta de contextura similar a la de la crema dental y aplícala de la misma manera.

 

Bicarbonato de sodio con limón.

El bicarbonato mezclado con jugo de limón o de lima también da excelente resultados. El ácido cítrico de esta fruta es un eficaz blanqueador. Une media cucharadita de bicarbonato con media de jugo de limón o de lima recién exprimido, luego cepíllate y deja que actué por un minuto antes de enjuagarte la boca. Cabe destacar que algunos dentistas no recomiendan este procedimiento por lo corrosivo del jugo de limón ya que por lo ácido pueden dañar tus dientes. Este proceso debes hacerlo con mucha cautela y por poco tiempo.

 

Consejos importantes

No cepillar tus encías, esto puede causar una sensación de ardor y sangrado.

Después de cepillar tus dientes, también es recomendable cepillar tú lengua, ya que el mal aliento se asocia a las bacterias que crecen en la lengua  y encías. Cepilla suavemente todo el interior de tu boca antes de enjuagarla.

Repite el uso del bicarbonato cada dos semanas.

¡Y recuerda que si tienes dientes sanos será tu mejor carta de presentación!

dentist-674654_960_720

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *