Llámanos:
800-341-0799

Cuidados básicos para después de tomar el sol

El cuidado de la piel contra los efectos del sol no se limita a la protección al momento de estar relajadas en la arena, sino que también requiere hábitos especiales de recuperación para luego de los días de descanso en la playa.

Autor:
Alejandra De La Torre
Lunes, 1 Agosto, 2016

Cuidados básicos para después de tomar el sol

El cuidado de la piel contra los efectos del sol no se limita a la protección al momento de estar relajadas en la arena, sino que también requiere hábitos especiales de recuperación para luego de los días de descanso en la playa.

Autor:
Alejandra De La Torre
Lunes, 1 Agosto, 2016
Es muy importante establecer rutinas de recuperación para la piel luego de exponerla al sol.

Es muy importante establecer rutinas de recuperación para la piel luego de exponerla al sol.

Prácticas que le harán bien a tu piel luego de un largo día de playa

 

En anteriores oportunidades ya hemos advertido sobre el cuidado que se debe tener al momento de exponer nuestra piel a la luz solar, y justamente en estos días de verano vale tener a disposición consejos adicionales al respecto, que nos permitan disfrutar de  las jornadas playeras con toda la tranquilidad que ameritan estas semanas destinadas al descanso.

 

Un baño con agua templada o fría

Puede parecer complicado, pero lo que más agradecerá tu piel luego de horas de haber estado expuesta al sol será una refrescante ducha de agua templada o fría que potenciará la circulación sanguínea.

 

Hidratación antes, durante y después del proceso 

Las opciones a nivel de alimentos para luego de tomar el sol son bastante amplias, siempre y cuando estemos pensando en alternativas naturales y saludables, que colaborarán a reestablecer el equilibrio en la hidratación de la piel. Batidos en base a vegetales  y frutas cítricas o el té verde (frío) son únicamente algunas de las ideas más efectivas.

Mientras que la hidratación constante a través del agua cobra todavía un poco más de protagonismo en este terreno, ya que si normalmente requerimos una ingesta diaria que ronde entre 1,5 y 2 litros, con el calor veraniego podemos pensar incluso en unos 2,5 litros, destacando siempre que estos niveles varían según las condiciones particulares de cada persona.

 

Tónico reparador y mascarillas de vitamina C

Para que la piel pueda lucir un bronceado perfecto es importante calmar la rojez de la misma con aplicaciones de un tónico reparador. Y si quieres acelerar el efecto del mismo, basta con que lo enfríes unas horas antes de utilizarlo.

Por otra parte, una mascarilla con altos niveles de vitamina C funcionará para mantener la iluminación que ganará tu rostro luego de tomar el sol, protegiéndolo además en contra de los radicales libres y contribuyendo en la formación de colágeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *