Llámanos:
800-341-0799

Comer en un restaurant puede ser tan saludable como comer en casa

000 Actualmente muchas personas disfrutan comer fuera de casa y disfrutar de una buena comida en familia o con la persona ideal. Bien sea un postrecito y un café en la confitería de costumbre o un buen almuerzo o una cena romántica. Es por esto que comer en restaurantes con frecuencia es una de las […]

Autor:
TISSINI
jueves, 29 septiembre, 2016

Comer en un restaurant puede ser tan saludable como comer en casa

000 Actualmente muchas personas disfrutan comer fuera de casa y disfrutar de una buena comida en familia o con la persona ideal. Bien sea un postrecito y un café en la confitería de costumbre o un buen almuerzo o una cena romántica. Es por esto que comer en restaurantes con frecuencia es una de las […]

Autor:
TISSINI
jueves, 29 septiembre, 2016

comer restaurantes

Actualmente muchas personas disfrutan comer fuera de casa y disfrutar de una buena comida en familia o con la persona ideal. Bien sea un postrecito y un café en la confitería de costumbre o un buen almuerzo o una cena romántica. Es por esto que comer en restaurantes con frecuencia es una de las mayores razones por las que tantas personas aumentan de peso. Es casi imposible comer sano fuera de casa y de seguro gastarás más dinero.

Las 3 cosas más importantes que debes evitar que se encuentran en cualquier lugar, estas son:

Frituras

Alimentos refinados

Refrescos, jugos, u otros alimentos azucarados. (A excepción de las frutas)

Las grasas trans, el aceite, las féculas refinadas y el azúcar refinado.

Debes evitar el pan de trigo en la mesa, las papas fritas, reducir la  cantidad de arroz y pasta que frecuentemente colocamos demás en el plato.

Consume más proteínas, una porción de verduras, y una buena cantidad de ensalada.

Casi todos los restaurantes se permite suplir con ensalada o verduras los contornos que contengan carbohidratos o mucha grasa.

Mantén las porciones adecuadas como lo haces en tu casa. Si las porciones son muy grandes, pide que te coloquen el resto en un envase para llevarte la comida.

No te de pena pedir alguna preparación especial, el personal se debe a su cliente, ten por seguro que lo harán con la mejor disposición. Por ejemplo, pide que tu comida no la elaboren con mantequilla ni aceite adicional. De no tener más opción, el mesonero te lo hará saber y te dará alternativas para complacerte.

Si pides la carta podrás seleccionar más fácil lo que deseas comer. De esta manera, verás las opciones que ofrece el local y podrá elegir la comida que más se ajuste a tu exigencia. Por ejemplo, verduras al vapor, ensaladas frescas, pescados. Es preferible antes de que el  mesonero pueda ofrecerte papas fritas o ensaladas con aderezos con huevo y aceite.

Pide aderezos de aliño fresco, en el caso de las salsas y las cremas, que no le coloquen mantequilla o que la aparten.

No comas por gula o por sentirte relajado a costa de que estas pagando. Pídele al mesonero que retire el pan de la mesa, es una verdadera tentación. También es tentador el plato de maní o papas fritas. Sé consciente y consume solo lo justo.

Elige comidas saludables. Muchos estilos de comidas incluyen  frutas y verduras. Mayormente los restaurantes asiáticos como los orientales, japoneses, tailandeses, coreanos, etíopes y chinos tienden a ofrecer numerosas opciones saludables. También su cocina es más equilibrada por el bajo contenido graso y ricos en nutrientes. Pide sugerencias.

Si después de revisar la carta y te das cuenta que ningunos es apto para tu plan de alimentación saludable, tendrás la opción de combinar algunos alimentos que se encuentren en el menú, podrías crear una comida con una ensalada, unas verduras al vapor o asadas o un exquisito cóctel de camarones. Incluso podrás pedir doble ración de ensalada si te sientes con muchas ganas de comer.

En caso de que el restaurante sea del tipo de comida rápida y el plan es comer un sándwich, sugiérele al camarero que le coloque más vegetales y verduras, la proteína que sea magra y preferiblemente pedir el pan integral, así tengas que pagar un poquito más de dinero.

Controla el alcohol ya que posee pocos nutrientes y te agotaría para el momento del postre.

En cuanto al postre, para la mayoría de las personas este es el momento más esperado. Pero debes estar consiente que es alto en calorías. Es preferible que lo compartas con tu acompañante y así evitar cargos de conciencia.

Ten presente que la mejor opción para la hora de la comida siempre será en casa, comerás más sano, usas tus ingredientes favoritos y gastas menos dinero.

Espero que estas recomendaciones sean las más favorables a la hora de salir de casa para disfrutar de una comida en familia en un restaurante. Recuerda, ¡No dejes de comer, solo come con responsabilidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *