Llámanos:
800-341-0799

Cinco características de las madres proactivas – Parte 2

En este artículo terminarás de conocer las prácticas más comunes de las madres proactivas del presente, que diariamente continúan demostrando que sí es posible equilibrar la maternidad con la vida profesional.

Autor:
Alejandra De La Torre
Domingo, 26 Junio, 2016

Cinco características de las madres proactivas – Parte 2

En este artículo terminarás de conocer las prácticas más comunes de las madres proactivas del presente, que diariamente continúan demostrando que sí es posible equilibrar la maternidad con la vida profesional.

Autor:
Alejandra De La Torre
Domingo, 26 Junio, 2016
El equilibrio entre el trabajo y la familia es uno de los mayores logros de las madres proactivas.

El equilibrio entre el trabajo y la familia es uno de los mayores logros de las madres proactivas.

Prácticas que te ayudarán a establecer armonía entre el trabajo y el hogar

 

Tal y como aseguramos en el artículo anterior, los casos en la actualidad de madres proactivas que no dejan de lado su vida profesional ante llamados superiores son cada vez más comunes. Y acá te dejamos el resto de reglas básicas  que todas estas tienen en común.

 

Que la tranquilidad nunca se ausente

Las madres proactivas no solamente saben equilibrar el tiempo entre las responsabilidades laborales y familiares, sino que además se regalan tiempo para ellas mismas. Cargar las reservas de energía es muy necesario, por lo que practicar con regularidad algún deporte, así como un poco de tiempo de distracción en actividades recreativas adaptadas al gusto de cada una, es un punto esencial para afrontar las tareas cotidianas con más ánimo y efectividad.

 

La organización es la clave absoluta

Sin orden no puedes aspirar a ser una madre proactiva y triunfadora. Y sobre las facilidades para establecer el mismo no puedes quejarte. En los tiempos que vivimos actualmente hay miles de aplicaciones digitales que te permitirán organizar tu semana de forma equilibrada, estableciendo un horario que te funcione para cumplir con creces cada una de las tareas que tengas.

 

Haz de tu familia un núcleo de colaboración

No dudes en apoyarte en tu pareja a la hora de compartir responsabilidades en casa cuando estén cuidando de su pequeño en infancia temprana. Los abuelos siempre son una genial ayuda, y si tienes las posibilidades monetarias hay muchísimos profesionales en labores del hogar que te pueden ayudar, desde el cuidado de los bebés hasta el mantenimiento del orden en casa. Y ya cuando los niños (o niñas) está en edad escolar, impárteles valores de colaboración en el hogar.

La repartición de las tareas domésticas es completamente común en nuestros tiempos. No porque seas la madre tienes que llevar con todas las tareas de casa a cuestas. Cada uno de los integrantes de la familia puede tener un papel fundamental, y la carga puede estar dividida sin ningún inconveniente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *