Llámanos:
800-341-0799

Celia Cruz

Celia Cruz es un ícono de nuestra cultura y de nuestra pasión, toda su vida se trató de superación y lucha, de talento y trabajo, y por ello y más es uno de nuestros mejores ejemplos a seguir.

Autor:
Alejandra De La Torre
Sábado, 3 Octubre, 2015

Celia Cruz

Celia Cruz es un ícono de nuestra cultura y de nuestra pasión, toda su vida se trató de superación y lucha, de talento y trabajo, y por ello y más es uno de nuestros mejores ejemplos a seguir.

Autor:
Alejandra De La Torre
Sábado, 3 Octubre, 2015
Celia Cruz, la inolvidable leyenda

Celia Cruz, la inolvidable leyenda

Vidas de latinas inspiradoras #5

Celia Caridad Cruz Alfonso nació en la Habana, puntualmente en el barrio de Santo Suárez, el día 21 de octubre de un año que nadie sabe a ciencia cierta, ya que esta genial cantante siempre fue muy recelosa de su edad. Sin embargo, diferentes estudios de su vida apuntan a que llegó al mundo entre 1924 o 1925.

Desde niña demostró que tenía grandes dotes para el canto, partiendo del sencillo arrullo que le cantaba a sus hermanos menores, hasta improvisados recitales en las calles de su ciudad natal para impresionar a los turistas.

Inicios formales en el terreno musical

Aunque inicialmente estudió para ser maestra profesional para complacer las ansias de su padre, justamente en el último año de clases dejó la carrera y entró en el Conservatorio Nacional de Música, esta vez totalmente apoyada por parte de su madre, que nunca dejó de incentivarla para que se convirtiera en cantante.

Paralelamente, comenzó a ganar popularidad en Cuba gracias a su participación en diferentes programas radiales para músicos aficionados, logrando de esta forma ser aceptada como vocalista principal en la agrupación Las Mulatas de Fuego, en el año 1948, generando experiencias que le permitieron expandir sus fronteras y presentarse en escenarios de México, Venezuela e Israel, entre otros países.

Pero es cuando ingresa a La Sonora Matancera que su carrera da un vuelvo definitivo, ya que comienza a cosechar éxitos de corte mundial en una trayectoria que duraría 15 años, y que le permitiría dejar definitivamente su país natal, estableciéndose en suelo norteamericano en 1961 impulsada por las crecientes limitaciones que estaban sufriendo los cubanos en su nación.

Consagración de la Reina Rumba  

Durante 1962 Cruz se casa con el trompetista Pedro Knight, quien sería el gran amor de su vida y la acompañaría hasta su último día en este mundo. A los tres años del casamiento, ya esta cantante se lanzaría de lleno a su carrera como solita, teniendo como representante a su marido, y el apoyo del percusionista Tito Puente en gran parte de sus primeras producciones discográficas.

A partir de este punto, todo le saldría a la medida a esta genial artista, que tuvo la oportunidad de trabajar con sellos musicales de la talla de Masucci Vaya Records, FANIA, Barbara Records, Sony Music Entertainment y RMM Records, entre otros, además de colaborar con la mayoría de los gigantes de la salsa que conformaban la agrupación Fania All Stars, y de artistas de otros géneros como el compositor británico David Byrne, la agrupación argentina Los Fabulosos Cadillacs, la banda española Jarabe de Palo o el rapero haitiano Wyclef Jean, entre muchas otras luminarias.

Con más de 70 discos grabados, múltiples premios Grammy y Grammy Latinos en su haber, su propia estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, un día entero en la ciudad de San Francisco para celebrar su trayectoria (25 de octubre – Día de Celia Cruz) y la simpatía de casi cualquier persona que es expuesta a su música, esta talentosa cantante falleció el 16 de julio de 2003, luego de una dura batalla contra un tumor cerebral.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *