Llámanos:
800-341-0799

Características de una buena piel

000Piel hidratada y sus características ¿Qué significa tener una piel bien hidratada? Es muy importante saber la diferencia entre el tipo de piel y la condición de la piel, si es seca, grasa o pieles normales. Las personas de piel seca no  generan suficiente grasa. Es lo contrario a los que tienen la piel grasa […]

Autor:
Idea180_editor
Miércoles, 12 Octubre, 2016

Características de una buena piel

000Piel hidratada y sus características ¿Qué significa tener una piel bien hidratada? Es muy importante saber la diferencia entre el tipo de piel y la condición de la piel, si es seca, grasa o pieles normales. Las personas de piel seca no  generan suficiente grasa. Es lo contrario a los que tienen la piel grasa […]

Autor:
Idea180_editor
Miércoles, 12 Octubre, 2016

Piel hidratada y sus característicasbelleza

¿Qué significa tener una piel bien hidratada?

Es muy importante saber la diferencia entre el tipo de piel y la condición de la piel, si es seca, grasa o pieles normales. Las personas de piel seca no  generan suficiente grasa. Es lo contrario a los que tienen la piel grasa que poseen exceso de producción de sebo. Existen productos que le ayudarán para cada tipo, bien sea con el aumento o la disminución del aceite en la piel.

Todos los tipos de piel, incluyendo los que tienen la piel grasosa, pueden llegar a deshidratarse a pesar de la grasa. Por otra parte, los que tienen la piel seca, pueden tenerla suficientemente bien hidratada.

Tener la piel hidratada significa que tiene suficientes niveles de humedad, lo que ayuda a calmar las características de la piel deshidratada como opresión, picazón, sensibilidad, rosetones y descamación, manteniendo la belleza natural de nuestra piel.

 

¿Por qué es importante hidratar la piel?

La deshidratación conlleva a un exceso de descompensación y desencadenando la producción de exceso de grasa.

Una piel deshidratada desacelera los procesos de regeneración y reparación de la piel. Esto quiere decir que el envejecimiento llega más rápido.

La deshidratación de la piel puede conducir a micro-cortes y la fragilidad, haciendo que tu piel esté más propensa a inflamaciones e infecciones.

La piel deshidratada puede conducir a un exceso de escamas de piel muerta haciendo más difícil la absorción de los productos.

Puede llegar a debilitarla y al aumento de la sensibilidad.

 

Asimismo, el flujo de agua permite mantener la piel bien hidratada, además de ser indispensable para mantener su flexibilidad y resistencia. En verano la piel requiere de mucha hidratación al igual que en el invierno ya que es esas dos estaciones es cuando más se reseca nuestra piel. Para evitarlo, es importante ingerir suficiente agua y de esta manera conservar un nivel correcto de humedad.

Ahora bien, realmente no es fácil conseguirlo, ya que a diario estamos expuestos a agresiones externas que actúan de manera negativa sobre nuestro nivel de hidratación cutánea.

Estas son algunas de las causa por la que nuestra piel puede resecarse:

-El sol, el aire acondicionado, la calefacción ayudan a la evaporación del agua y seca nuestra piel.

-Muchos detergentes cambia la superficie córnea y quitan la protección natural de la epidermis.

-La edad también es causante del daño de la capa córnea, minimizando así su capacidad para retener el agua.

A causa de la deshidratación ocasionada por estos agentes, la piel se descama, se atiranta y se agrieta, perdiendo su belleza y frescura. Es por esto que debemos cuidarla a diario, y hacerlo tanto por fuera como por dentro, ya que ambas son necesarias y de mucha importancia.

Te mostramos algunos consejos para mejorar la hidratación de tu piel por vía externa.

-Debes realizar tratamientos de limpieza suaves y mantener tu piel limpia.

-Aplicarte una crema hidratante acorde a tu tipo de piel.

-Los baños de saunas son una buena opción para la hidratación de nuestra piel.

 

La hidratación  por vía interna.

-Ingerir al menos ocho vasos de agua al día o 2 litros de agua.

-una buena alimentación rica en minerales y vitaminas; consumir de manera habitual frutas y verduras frescas.

-El Omega6 y los ácidos grasos, que se encuentran en el aceite de oliva y los pescados azules, entre otros alimentos, son ideales para mantener nuestra piel hidratada.

Es muy importante tener en cuenta que el consumo de alcohol, tabaco, una vida sedentaria y no dormir lo suficiente, serán los factores número uno para contribuir al deterioro, el envejecimiento de nuestro organismo y  la belleza natural de nuestra piel.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *