Llámanos:
800-341-0799

bronceado perfecto sin dañar tu piel

000 Tips para un bronceado perfecto sin dañar tu piel Cuando tomamos sol la piel se expone a una luz muy intensa. Bien sea en la en la playa, ciudad o en la montaña, es sumamente importante protegerse de forma adecuada para evitar quemaduras ya que la luz actúa como especie de engería que puede […]

Autor:
TISSINI
jueves, 13 octubre, 2016

bronceado perfecto sin dañar tu piel

000 Tips para un bronceado perfecto sin dañar tu piel Cuando tomamos sol la piel se expone a una luz muy intensa. Bien sea en la en la playa, ciudad o en la montaña, es sumamente importante protegerse de forma adecuada para evitar quemaduras ya que la luz actúa como especie de engería que puede […]

Autor:
TISSINI
jueves, 13 octubre, 2016

Bronceado

Tips para un bronceado perfecto sin dañar tu piel

Cuando tomamos sol la piel se expone a una luz muy intensa. Bien sea en la en la playa, ciudad o en la montaña, es sumamente importante protegerse de forma adecuada para evitar quemaduras ya que la luz actúa como especie de engería que puede llegar a dañar y alterar las células provocando de esta manera cáncer de piel. Además, favorecerás el envejecimiento prematuro y la deshidratación de la piel, la aparición de manchas o lunares que pueden llegar a convertirse en melanomas siendo un riesgo para tu salud.

Si no tienes una protección adecuada, provocarás síntomas muy desagradables en tu cuerpo como ardor, sensación de calor y picor. Estas quemaduras afectan muchas partes de nuestro cuerpo, de hecho, puedes sentir malestar general como náuseas, fiebre y problemas circulatorios. Ahora bien, estas lesiones pueden evitarse de manera muy fácil si hacemos una exposición segura y siguiendo algunos consejos básicos para el cuidado de la salud de tu piel.

Antes de tomar sol debes realizar los siguientes pasos:

Si vas a exponer tu piel por largos periodos de bronceado es importante que tengas una buena alimentación para un  al bronceado ideal.

Es recomendable tener la piel bien hidratada, limpia y sin residuos de maquillaje.

No uses productos a base de alcohol, como por ejemplo; desodorantes y colonias ya que pueden producir manchas.

Elije un producto solar de marca reconocida por especialistas, y con una protección adecuada a tu piel y con resistencia a los rayos del sol. Busca recomendaciones con tu médico.

Uso de los  protectores solares

Coloca  el producto por lo menos media hora antes de exponerte al sol. La piel debe estar seca a la hora de la aplicación.

Coloca suficiente protector, sobre todo en las zonas más sensibles como la cara, el cuello, hombros, orejas, escote y empeines.

Aplica el producto una vez te salgas del agua o si has tenido sudoración excesiva.

Protege tus labios con bloqueadores especiales, cubre con gafas de buena calidad los ojos, de esta manera evitarás irritaciones y formaciones de arrugas prematuras en el contorno de los ojos.

Durante la exposición al sol

Durante los 4 primeros días no es recomendable tomar el sol directamente por más de 15 minutos, y se recomienda usar un protector mayor al indicado para tu piel.

Luego, de manera progresiva ir aumentado el tiempo de exposición al sol a medida que la piel esté más bronceada, pero tomando en cuenta que no debes hacerlo por más de 2 horas seguidas. De esta manera se tardará en broncearse pero el tono durará más y lo más importante cuidarás la salud de tu piel.

Debes evitar exponerte al sol entre las 12 y las 16 horas, aun cuando ya tenga un bronceado, e incluso con protector ya que los rayos inciden de manera directa sobre la tierra generando mucho daño en la piel y con poco efecto de bronceado.

Los hombres con calvicie deben protegerse la cabeza con una gorra.

Es recomendable tomar mucha agua y mantenerte bien hidratado, una piel deshidratada generalmente no produce la melanina que da el color bronceado.

No es recomendable quedarse dormido o quieto durante la exposición solar ya que al moverse se distribuyen mejor los rayos solares y se obtiene un bronceado más uniforme.

Hay que tener en cuenta que tanto el agua, nieve y arena reflejan los rayos del sol, aumentando su potencia.

Es necesario aplicarse protector solar así el tiempo esté nublado, ya que las radiaciones solares inciden casi igual que en contacto directo con el sol, recuerda que si pasa la luz solar es porque pasan los rayos solares, por lo que es importante aplicarse la protecciones necesaria.

Naturalmente en el embarazo se producen manchas solares o cloasma, que no suelen desaparecer tan fácil. Es por esto que es indispensable preguntarle a tu médico que producto puedes aplicarte durante esta etapa de tu vida.

Ten precaución con los medicamentos fototóxicos, como los anticonceptivos, que producen manchas antiestéticas en la piel.

 

Después de tomar sol es recomendable ducharse con agua tibia para cerrar los poros y para que el cambio de temperatura no sea tan repentino, secar muy bien la piel. Coloca una crema hidratante con efectos calmantes, de manera que te proteja el bronceado por más tiempo. Así mismo, funciona como hidratante, antiinflamatorio, suavizante y regenerador del epitelio

 

Así que no dudes en tomar el sol por miedo a daños en tu piel, solo ten precaución y aplica estos consejos, ¡Obtendrás un tono envidiable!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *