Llámanos:
800-341-0799

Ahorra tiempo planificando tus comidas

000En nuestro día a día, sobre todo cuando trabajamos fuera de casa, es cada vez más complejo elegir lo que vamos a comer diariamente y así alimentarnos de forma sana y balanceada. Nos perdemos en nuestras tareas y dejamos de lado el tiempo para planificar lo que comeremos, lo que hace que muchas veces improvisemos en […]

Autor:
TISSINI
viernes, 2 septiembre, 2016

Ahorra tiempo planificando tus comidas

000En nuestro día a día, sobre todo cuando trabajamos fuera de casa, es cada vez más complejo elegir lo que vamos a comer diariamente y así alimentarnos de forma sana y balanceada. Nos perdemos en nuestras tareas y dejamos de lado el tiempo para planificar lo que comeremos, lo que hace que muchas veces improvisemos en […]

Autor:
TISSINI
viernes, 2 septiembre, 2016
food-712665_960_720

Una buena planificación trae buenas ideas a la hora de comer

En nuestro día a día, sobre todo cuando trabajamos fuera de casa, es cada vez más complejo elegir lo que vamos a comer diariamente y así alimentarnos de forma sana y balanceada. Nos perdemos en nuestras tareas y dejamos de lado el tiempo para planificar lo que comeremos, lo que hace que muchas veces improvisemos en algo tan delicado como nuestra alimentación.

Cuando planificamos tenemos mejor control de lo que comemos lo cual se traduce en ahorro de tiempo.

 

A continuación te dejamos algunos consejos básicos para organizar tus comidas.

 

  • Con papel y lápiz en mano detente a realizar una programación semanal del menú diario, puedes pedir la opinión de tu familia en cuanto a que querrían comer en la semana y esta programación va a variar si se incluyen otras comidas aparte del almuerzo, por ejemplo, si incluimos los desayunos y las cenas. Adicionalmente también puedes contemplar una salida a cenar fuera con los niños o sencillamente pedir en casa algún delivery  (pizza o tacos) y ello no afecta tu programación.
  • Elabora una lista todos los productos y alimentos a emplear en la elaboración de los platos, ello te facilita la compra en el supermercado.
  • Un detalle bien importante y que sin duda te ahorrará tiempo al momento de la planificación, es prever el doble de los ingredientes, por ello si la familia está conformada por cuatro personas, dispón del doble de los ingredientes de modo que tengas más guarniciones.
  • Ubica las recetas de cada día y aparta bien sea una tarde o todo un día para hacer todas las preparaciones de tu menú.
  • Unifica aquellos procesos en donde coincidan los mismos ingredientes, por ejemplo si tomas un vegetal para elaborar una crema o sopa, aprovecha de realizar los cortes necesarios, también para una ensalada o para un budín, ello te ahorrará un tiempo importante.
  • Asimismo con las proteínas y los carbohidratos, una idea muy ahorradora es preparar un solo plato que los contenga, así como un arroz con pollo o una pasta con vegetales; de una forma muy rica y sana balanceas y combinas los alimentos.
  • También es válido si prefieres preparar todas las proteínas, los carbohidratos y los vegetales por porciones, de esta forma combinas al momento de servir.
  • Una parte muy importante, una vez que prepares los platos que conforman tu menú, es el envasado, por ello debes contemplar contenedores en plástico o vidrio con cierre hermético que permita mantener los alimentos en buen estado durante su almacenamiento.
  • Una vez preparados todos tus platillos déjalos reposar para que se enfríen a temperatura ambiente y procede a dividirlo en porciones para guardarlos en los envases que ya previamente has dispuesto. Algo que te ayudará a ubicar rápido los contenidos es etiquetar los envases, si no, también puedes colocar la información de los contenidos en la puerta del refrigerador, de modo que tengas un control de lo consumido y lo que queda por consumir.
  • La refrigeración como último paso te ayudará a mantener preservadas todas las preparaciones, importante que mantengas las comidas que consumirás ese día y el siguiente en la nevera y no en el congelador.
  • El resto debes congelarlo y recordar sacar del congelador el menú que elijas en la mañana del día que lo vayas a consumir. El uso del microondas es muy común y en muchos casos es el mejor aliado por ahorro de tiempo, sin embargo lo ideal es calentar tus alimentos en una olla o en un sartén a fuego lento siempre que ya esté descongelado para preservar aún más sus sabores.

 

Si te esfuerzas en esco
ger un día del fin de semana en preparar todos tus platos, puedes invitar al resto de la familia a participar y convertir esta actividad en algo divertido, que te permitirá ahorrar tiempo y además dinero, compartir con los tuyos, descansar el resto de la semana de la cocina y tener resuelta la tan recurrente pregunta ¿Y qué comeremos mañana?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *