Llámanos:
800-341-0799

Adelgazando sin sufrir

Cuantas veces dijimos “el lunes comienzo dieta”, y pasaba ese lunes sin poder iniciar esa titánica tarea de perder algunos kilos, porque para algunos se hace cuesta arriba.   Quizás ya estamos cumpliendo algún régimen alimenticio, pero pensamos que tarde o temprano sucumbiremos ante una apetitosa hamburguesa o una deliciosa pizza con papas fritas.   […]

Autor:
TISSINI
miércoles, 7 septiembre, 2016

Adelgazando sin sufrir

Cuantas veces dijimos “el lunes comienzo dieta”, y pasaba ese lunes sin poder iniciar esa titánica tarea de perder algunos kilos, porque para algunos se hace cuesta arriba.   Quizás ya estamos cumpliendo algún régimen alimenticio, pero pensamos que tarde o temprano sucumbiremos ante una apetitosa hamburguesa o una deliciosa pizza con papas fritas.   […]

Autor:
TISSINI
miércoles, 7 septiembre, 2016

Cuantas veces dijimos “el lunes comienzo dieta”, y pasaba ese lunes sin poder iniciar esa titánica tarea de perder algunos kilos, porque para algunos se hace cuesta arriba.

 

Quizás ya estamos cumpliendo algún régimen alimenticio, pero pensamos que tarde o temprano sucumbiremos ante una apetitosa hamburguesa o una deliciosa pizza con papas fritas.

 

Hacer dieta no siempre resulta fácil. Pero si de verdad estamos dispuestos, le ponemos mucha voluntad y con toda seguridad tendremos éxito.

 

Podemos iniciar con tres acciones básicas: reduciendo las porciones de alimentos que ingerimos diariamente, haciendo ejercicio (al menos caminar unos 20 minutos diariamente) e ingerir mucho líquido, algunos expertos recomiendan seis u ocho vasos diarios de agua.

 

Si bien, es un buen comienzo no es suficiente, hay una serie de recomendaciones que debemos incorporar para reducir de peso, como:

 

Comer de todo

Si, aunque suene contradictorio, muchas veces pensamos que hacer dieta significa restringirse de muchos alimentos. Se recomienda no servir en platos grandes y no repetir. Por el contrario siempre que reduzcamos las porciones, podemos ingerir todo aquello que nos gusta, eso sí, disminuyendo la ingesta de aquellos con alto contenido de azúcar.

 

Incluir alimentos aliados

El caso de las verduras y las frutas, así como las legumbres y los cereales integrales son extraordinarios alimentos para agregarlos a nuestra diaria alimentación. Otro aliado importante son los cítricos que previenen de afecciones cardiovasculares, bloquean el colesterol malo evitando que se acumule en nuestras arterias y son excelentes antioxidantes.

 

 

En la variedad está el sabor

No debemos quedarnos solo consumiendo ensaladas. Podemos sumar a nuestra alimentación otras alternativas que harán menos aburrida nuestra dieta. Purés de verduras, carbohidratos con vegetales y la elemental proteína como en las carnes o granos. Con mucha creatividad sin ser un chef podemos preparar ricos y saludables platos.

 

Snacks saludables para picar

Quien puede despreciar un paquete de unas adictivas papas fritas, pero sabemos que tienen un alto contenido de sodio y grasa, nada beneficioso para nuestra salud. En cambio los llamados frutos secos como las almendras y nueces son los más indicados como snacks sanos, así también aquellas frutas deshidratadas como uvas pasas y orejones de durazno.

 

Aumentar paulatinamente el ejercicio

En cualquier dieta es vital que esté presente la actividad física. Empezando sería ideal, media hora por día. No significa que sea obligatorio salir a correr. Puede incluir ir al gimnasio, saltar la cuerda, andar en bicicleta o simplemente bailar. Se recomienda el ejercicio en la mañana si tienes sobrepeso porque ayuda a acelerar el metabolismo, en tanto que si no tienes sobrepeso es mejor practicarlo en la tarde debido a que regula mejor el ritmo cardíaco.

 

 

No saltar comidas

Lo importante es ser ordenado, incluir las cuatro comidas (desayuno, almuerzo, merienda y cena). Inclusive algunos especialista recomiendan hacer hasta seis comidas, de esta forma tenemos mayor conciencia de lo que comemos y controlamos las porciones. Así logramos acelerar nuestro metabolismo. Algunos cometen el error de inhibirse durante el día de comer y hacen una sola comida hacia la cena, lo cual no permite quemar suficientemente las calorías que estamos ingiriendo.

 

Engañar el hambre

Muchas veces sentimos la necesidad de comer dulce porque de alguna forma nos da saciedad, sin embargo un buen truco puede ser comer un palito de canela, ello le envía un mensaje al cerebro de estar comiendo dulce. También se puede tomar una bebida de gas bajo en calorías, que es una buena alternativa para minimizar el hambre antes de comer.

 

Tomar batidos

Vienen en polvo y al mezclarlos con leche descremada o con agua, dan la sensación de saciedad y suplantar una comida. Pero muy importante tener en cuenta que en la mayoría, su composición no cubre los nutrientes necesarios para una persona.

 

Siempre Siempre consulta a un médico

Por impulso podemos tomar una dieta que nos contó algún conocido o vimos en una revista. Cada cuerpo es distinto, por tanto antes de hacerla es importante consultar con un nutricionista, quien será el especialista en indicarnos un régimen a nuestra medida.

 

Dormir bien y cenar temprano

Dormir al menos 7 horas puede ayudar a bajar de peso saludablemente. Cenar antes de las 6 pm, de ser posible, sino al menos 3 horas antes de acostarnos, ya que el metabolismo es más lento en este horario. Así evitamos la acumulación de calorías y se descansa mejor.

 

El secreto del éxito no radica en las dietas, sino en que adoptemos un mejor estilo de vida. Al cambiar nuestros hábitos alimenticios también cambiará nuestro cuerpo en provecho de nuestra salud.

scale-403585_960_720

Un buen comer atrae un buen peso y buena salud

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *